Jue. Jul 7th, 2022

El presidente López Obrador aseguró que no hay comunidad o ejido en la región que se oponga al Tren Maya, megaobra de la 4-T

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que no hay un activismo ambientalista contra el Tren Maya, sino una “oposición politiquera” contra la megaobra considerada como prioritaria por el Gobierno de México.

En la conferencia matutina llevada a cabo en Palacio NacionalLópez Obrador apuntó no hay ninguna comunidad o ejido que se oponga al Tren Maya, la cual se planea sea terminado en diciembre de 2023.

En realidad es una oposición política, yo diría politiquera porque todo lo que hacemos lo quieren bloquear (…) puro conservador, puro reaccionario, lo he explicado varias veces. No hay ninguna comunidad, ningún ejido, no hay pequeños propietarios que se opongan, es la oposición de grupos políticos que no tiene que ver con la zona”, explicó.

El mandatario mexicano volvió a referirse que se ha intensificado los ataques contra el Tren Maya, de la cual refirió que hay pseudoambientalistas financiados por empresas o por el Gobierno de los Estados Unidos.

“Muchos ni conocen la zona, estos que estamos hablando, qué van a conocer Carrillo Puerto o Xpujil, claro que no. Es una oposición a todo lo que hacemos, y son pseudoambientalistas financiados por empresas, grupos de intereses creados, hasta por el Gobierno de Estados Unidos, seguimos demandado que ya no intervenga apoyando a estos grupos de la sociedad civil entre comillas, porque eso es injerencismo”, refirió.

El jefe del Ejecutivo federal afirmó que su Gobierno no permitirá que interses creados detengan la obra del Tren Maya por medio de amparos.

No vamos a permitir que se detenga una obra que va en beneficio de todo el sureste nada más por la protección de intereses, de grupos económicos que alquilan a seudoambientalistas o compran a seudoambientalistas , a comunicadores, columnistas, medios de comunicación, no, ya se terminó el influyentismo”, dijo.

El Tren Maya es un proyecto prioritario del presidente López Obrador que, con una inversión de alrededor de 200 mil millones de pesos, plantea construir cerca de mil554 kilómetros de vía férrea en cinco estados del sureste del país: Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo.

La obra no ha estado exenta de polémica y ha sido criticada por algunas organizaciones y colectivos indígenas de la zona debido a su impacto ambiental en la región.

Con información de López-Dóriga Digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *