Mié. May 25th, 2022

Habrá acuerdos de “buena voluntad” con las compañías, aseguró el subsecretario de Transportes, Rogelio Jiménez Pons

La reducción de vuelos comerciales en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) se dará mediante un acuerdo de buena voluntad con las principales aerolíneas nacionales, y no por un decreto, confirmó el subsecretario de Transportes, Rogelio Jiménez Pons.

El funcionario de la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT) dijo a El Sol de México que ya hay un acuerdo definido con Aeroméxico, Volaris y Viva Aerobus para que trasladen al menos 10 vuelos cada una de la terminal capitalina al Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) en julio.

Posteriormente, en octubre, las empresas aéreas realizarán el traslado de entre 30 y 40 operaciones en conjunto, además de que para entonces la SICT prevé que se sume a este acuerdo Aeromar.

“Las tres principales aerolíneas están de acuerdo en que el AICM representa un problema. Vienen obras muy importantes que no podemos enfrentar porque la terminal está llena”, dijo Jiménez Pons en entrevista.

El funcionario rechazó que se vaya a construir una tercera terminal en el aeropuerto capitalino, pese a que está planeada en el programa de trabajo de la SICT para este año. Señaló que hay obras pendientes en pistas y calles de rodaje, entre otras, que no se pueden realizar ante la saturación de operaciones.

Es por ello que, dijo, Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano (Seneam) hizo un análisis sobre las operaciones en el AICM para reducir el número máximo por hora de 60 a 49. Las tres principales aerolíneas del país, aseguró, ya aceptaron este acuerdo y comenzarán con el envío de rutas al AIFA a partir del verano, una vez que cumplan sus acuerdos comerciales.

“El chiste es que no sea una imposición, pero hay que darle masa crítica al AIFA. Ahorita las aerolíneas están bien allá porque apenas está empezando, pero si no le damos masa critica, aumento de mercado, dejarán de ir los taxis y ya no habrá comercio”, apuntó el funcionario. Dijo que el Seneam marcó el límite de operaciones con base en un análisis del espacio aéreo en el Valle de México pero también de un tema crítico para el AICM como son las pistas.

“Actualmente te subes a un avión y tardas a veces hasta media hora en salir o aterrizas y te tardas media hora en tener puerta. El problema es que el AICM afecta a todo el sistema nacional de aeropuertos, entonces si estás en Monterrey y esperas tu vuelo a las 7:00 pm, terminas saliendo a las 9:00 pm porque no había puerta en la Ciudad de México”, comentó.

CARGA Y CHARTERS AL AIFA

Además del acuerdo con las aerolíneas de pasajeros, Jiménez Pons dijo que sí habrá un decreto pero que será solo para los vuelos de carga y charters. El documento, que se publicará este mes, enviará estos vuelos al AIFA para despejar las operaciones en el aeropuerto capitalino.

Sin embargo, la medida no será de inmediato. En el caso de los vuelos de carga y chárter nacionales se dará un plazo de cuatro meses para el cambio en sus operaciones.

Respecto a las operaciones internacionales, el funcionario indicó que dependerá de que México recupere la Categoría 1 en seguridad aérea. En mayo de 2021, México perdió este grado ante la Administración Federal de Aviación (FAA) de Estados Unidos, lo que impide a las empresas aéreas mexicanas abrir nuevas rutas o frecuencias hacia ese país. Esto limita que se puedan trasladar vuelos de carga de aerolíneas nacionales que vengan desde Estados Unidos al AICM.

Con los acuerdos y el decreto concretados, el AIFA tendrá 120 operaciones diarias, dijo el funcionario de la SICT.

Con información de medios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *