Sáb. Ago 13th, 2022

Mientras surgen distintas teorías, la desinformación sobre la causa de la hepatitis aguda infantil no ha parado de ser una constante

Los primeros casos de hepatitis infantil aguda en México fueron reportados el 12 de mayo pero desde que se alertó sobre este extraño brote de origen desconocido, inicialmente en Reino Unido, la carrera contrarreloj ha sido por identificar la causa pues ello condiciona el tratamiento.

Con hipótesis ya descartadas, como la de que exista una relación con las vacunas contra el Covid-19, los medios nacionales e internacionales tergiversaron los resultados de un cuestionario aplicado por la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido (UKHSA) para señalar a los perros como los causantes.

¿DE DÓNDE SALIÓ LA CULPA A LOS PERROS?

Aludiendo a “estudios”, “científicos”, “investigaciones” y hasta “autoridades sanitarias”, en los portales digitales de medios nacionales e internacionales, se publicó que “un estudio realizado en el Reino Unido relaciona esta enfermedad con los perros de los menores afectados”.

Sin embargo, citan precisamente a la UKHSA siendo que en su Informe Técnico 3, se expresó textualmente que “no hay evidencia que vincule la tenencia de un perro y los casos de hepatitis en niños”.

La publicación referida en los medios es un boletín -no un estudio- pero incluye una liga para descargar el Informe Técnico 3, el cual retoma incluso Informes previos donde también se explicó lo encontrado en los cuestionarios de rutina -que tampoco son el supuesto estudio que mencionan los medios-.

“Aproximadamente el 70 por ciento de los niños afectados informaron contacto reciente con perros domésticos.

“No hay diferencia entre los niños con contacto con perros y los que no lo tienen en cualquiera de los patrones de enfermedad o detecciones virológicas”, detalla el Informe Técnico sobre los hallazgos de los cuestionarios.

UNA POSIBLE ‘MIGAJA’ INICIAL

En el camino trazado por la confusión, destaca la publicación de un diario en línea de Reino Unido que, al editorializar los descubrimientos expuestos por funcionarios de la salud, desencadenó un teléfono descompuesto del que otros medios tomaron parte con traducciones engañosas.

“Entendemos que los funcionarios de salud no están convencidos de que el vínculo (entre perros y la enfermedad) sea fuerte, pero sentimos que es demasiado pronto para descartar cualquier hipótesis potencial dados los resultados de la encuesta”, publicó The Telegraph el 6 de mayo.

Y, aunque algunos de los medios en cuestión citan a doctores y especialistas que desmienten la teoría de la correlación entre perros y la hepatitis aguda, los títulos por sí solos se toman por usuarios en redes sociales para fundamentar la psicosis.

LO QUE SÍ SABEMOS SOBRE EL BROTE

Existen 176 casos reportados hasta el 12 de mayo por la UKHSA y al menos 313 casos fuera de la UE al 19 de mayo reportados por 16 países, según el informe del Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC).

De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud, la hepatitis es una inflamación del hígado que puede tener distintas causas, por ejemplo, infecciones o intoxicaciones por ingerir alguna sustancia. Los agentes infecciosos más frecuentes son los virus responsables por las hepatitis A, B, C, D y E.

Cuando la inflamación ocurre de manera rápida y abrupta, como en acelerado incremento de casos reportados, se denomina una hepatitis aguda.

El hallazgo inicial de esta desinformación surgió en el Seminario de Periodismo Contra la Desinformación -organizado por Verificado junto con el Consulado de Estados Unidos en Monterrey- por un equipo de periodistas de distintos estados: Alonso Chávez, David Martínez, Francisco Rojas, Ivonne Valdés, Jessica Rosales Saucedo, Lucía Mimiaga, Nahomi Gómez y Rosa María Rodríguez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *