Sáb. Ago 13th, 2022

El mandatario aseguró que hay intereses para controlar la industria eléctrica detrás de las quejas contra su política.

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que la política energética de su gobierno no viola el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) y que las críticas al respecto son de grupos “entreguistas” a los que les lavaron el cerebro durante el periodo neoliberal.

Esto, luego de que la representante Comercial de Estados Unidos, Katherine Tai, anunció que solicitaron formalmente consultas de resolución de disputas contra México bajo el T-MEC, derivado de ciertas medidas por parte del gobierno federal que socavan a las empresas estadunidenses en el sector energético.

Por su parte y durante su conferencia mañanera, el mandatario reveló que hizo una consulta a Jesús Seade, representante de México durante la renegociación del tratado, quien le afirmó que las medidas de su administración no infringen ninguna de las estipulaciones comerciales.

“Ahora que empezaron con esto le mandé un texto, una consulta a Jesus Seade, que fue quien nos representó en la negociación, y ahí tengo la respuesta, no hay ninguna violación al tratado. Con eso y con todo lo demás. Quieren que nos vaya mal, son entreguistas, les lavaron el cerebro”, dijo.

López Obrador aseguró que esta postura se debe a los años en los que imperó la política neoliberal, al grado de que “dejaron de creer en nuestro país, en el desarrollo independiente de México”. Además, descartó que sea necesario modificar el tratado.

Aseguró que sus adversarios buscan interponer este tipo de medidas para quedarse con el mercado eléctrico, “para cobrar lo que les dé la gana”, de manera similar a como ocurrió en España, “que ahí domina por completo y el pueblo español sufriendo, es hasta ahora que el gobierno está tomando algunas medidas”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *