Mar. Dic 7th, 2021

Culiacán, Sinaloa a 30 de octubre de 2021.- Cada año el cambio de horario de invierno, que inicia el domingo 31 de octubre con el retraso de una hora en el reloj, tiene diversas repercusiones en la salud y en el estado de ánimo de las personas, advirtió el comisionado estatal para la Prevención contra Riesgos Sanitarios, Jorge Alan Urbina Vidales.

Además, agregó, las bajas temperaturas que traerán los frentes fríos anunciados para los próximos días, como preámbulo de la temporada de invierno que inicia el 21 de diciembre, ponen a la población en riesgo de contraer enfermedades respiratorias, por lo que el llamado es a tomar precauciones.

“Es importante la adaptación al cambio de horario que inicia el último domingo de octubre porque al inicio puede haber un conflicto entre el reloj biológico y el ritmo circadiano que responde a la iluminación por lo que cada persona debe procurar seguir sus hábitos de sueño y alimentación normales”, comentó.

Respecto al descenso en las temperaturas el comisionado precisó que el programa para prevenir enfermedades propias de la temporada de invierno inició en octubre y culmina en marzo del 2022.

“Debido a nuestros relojes biológicos nuestra salud y ánimo puede verse afectados debido al proceso de adaptación, a acostumbrarnos; es algo que siempre han dicho los especialistas, pero no está de más recordarlo. Además, tenemos muy cerca ya el cambio de clima y el riesgo de enfermedades respiratorias está latente”, manifestó sobre el cambio de horario de invierno.

El titular de Coepriss refirió que sobre el sistema nervioso central del ser humano, con estos ajustes, puede haber somnolencia, irritabilidad, dificultades en la atención, la concentración, la memoria.

Agregó que, además, con esta medida (del cambio de horario) que en México se aplica desde hace más de 20 años, y que está dirigida a conseguir un ahorro de energía entre abril y octubre, se puede presentar fatiga o bajo rendimiento en las personas.

Por otro lado, Urbina Vidales comentó que existe la posibilidad de que se presenten trastornos digestivos, como un aumento de secreción del jugo gástrico, disminución diurna y aumento nocturno del apetito.

Para concluir señaló que ante la llegada del invierno las temperaturas bajan y se deben seguir medidas preventivas sobre todo para cuidar a la población más vulnerable como son los niños y niñas menores de 5 años y adultos mayores de 60 años.

Acudir al médico de inmediato en caso de malestares o síntomas como tos, fiebre o dolor de cabeza, dificultad para respirar, cansancio, dolor muscular, dolor o ardor de garganta, secreción nasal, enrojecimiento de ojos o dolor de pecho. “Hay que recordar que la principal complicación en las infecciones respiratorias agudas, influenza estacional y COVID -19 es la neumonía”, concluyó.

Medidas Preventivas:

Lavarse las manos con agua y jabón cuántas veces sea necesario

Utilizar gel antibacterial si se requiere

Usar cubrebocas

Respetar una sana distancia de dos metros promedio entre persona y persona

No saludar de mano ni de beso y no abrazar

No asistir a sitios concurridos o aglomeraciones

Evitar contacto con personas enfermas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *