Jue. Dic 2nd, 2021

“Les reitero que yo soy su compañero de trabajo y estaré atento a sus necesidades”

Culiacán, Sinaloa, a 11 de noviembre de 2021. – No daban todavía las 10 de la mañana cuando cientos de trabajadores de Palacio de Gobierno quedaron gratamente sorprendidos al ver entrar a sus oficinas al gobernador Rubén Rocha Moya, quien dedicó gran parte de la mañana de este jueves para recorrer varias dependencias, con el propósito de saludar personalmente a los que llamó en reiteradas veces sus “compañeros de trabajo”.

De buen ánimo, sonriente, incluso haciendo bromas y chascarrillos, el mandatario estatal inició con su recorrido por el sótano de Palacio de Gobierno, pues precisó que quería empezar con los de abajo, que es el personal que no ve la luz del sol durante toda su jornada laboral. “Quiero estar atento a los trabajadores de abajo”, recalcó.

La primera oficina que visitó fue el SATES, tomando por sorpresa a los trabajadores e incluso al propio titular, Oscar Luis López Barraza, quien lo recibió gustoso y lo acompañó por entre los escritorios, y el gobernador saludó de mano a todos los empleados y les preguntaba su nombre, cuál era su función y cuántos años tenían trabajando, e incluso se topó con bastantes caras conocidas.

“No ando en campaña ni tampoco ando buscando votos, ahora soy su compañero de trabajo, y por azares del destino soy gobernador, pero quiero que sepan que estoy a sus órdenes, estaré atento de ustedes, y si los trata mal su jefe me dicen”, bromeó el mandatario estatal.

Al tiempo de saludarlos de mano a cada uno y hasta tomarse “selfies”, Rocha Moya les reconoció la labor que hacen diariamente, pues dijo que él como gobernador se apoyará en ese mismo trabajo, y precisó que no hay trabajo pequeño, sino que el quehacer de todos en lo individual alimenta la maquinaria y los engranes de la administración pública, que ahora a él le toca encabezar.

En su recorrido el gobernador entraba por una puerta y salía por otra, conociendo todos los vericuetos del sótano de Palacio de Gobierno, y durante su visita a la oficina del Archivo de Personal de Recursos Humanos, el delegado sindical, que se identificó como Camilo, le hizo una petición especial, pues le explicó que en el área donde laboran no existen extractores de aire, ya que no hay manera de sacar los ductos por ningún lado debido a que están rodeados de oficinas, lo que representa un peligro para su salud ya que su trabajo consiste en digitalizar los viejos archivos de papel, en muchos casos muy antiguos que datan de más de 30 años, algunos dañados por polilla, y al abrirlos despiden diversas partículas que quedan flotando en aire en su oficina, sin posibilidad de salida.

Al escuchar este argumento, el rostro del gobernador Rubén Rocha Moya, que en todo momento era risueño, cambió para tornarse serio y preocupado. Les dijo a los trabajadores que ante la imposibilidad de colocar extractores de aire, se buscará la reubicación de todo este personal a un área donde puedan laborar sin menoscabo alguno de su salud.

El anuncio arrancó hasta aplausos en los trabajadores, la mayoría mujeres, quienes le externaron su agradecimiento, pues era algo que siempre habían solicitado en las pasadas administraciones.

Rocha Moya también visitó las oficinas del Servicio Nacional del Empleo, donde igualmente se presentó ante todos los trabajadores, los saludó de mano, les preguntó su nombre, y les reiteró que lo vean como un compañero de trabajo más.

De igual manera aprovechó para hacerle una indicación a su director, Juan Uliv Guerra Medina, de que todo el trabajo del Servicio Nacional del Empleo debe hacerse con perspectiva de género, que favorezca a las mujeres. “Quiero que tengamos muchos empleos para las mujeres”, fue la encomienda.

Así fue como el gobernador del estado se mezcló entre los trabajadores del Sótano de Palacio de Gobierno, aquéllos que no ven la luz del sol, los de abajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *