Jue. Dic 2nd, 2021

La opositora Ana Gabriela Nicaragua López, de 27 años, fue liberada el pasado jueves, tras cuatro días de secuestro por parte del Cártel de Juárez

Una opositora nicaragüense que fue secuestrada en México cuando huía de su país recuperó su libertad, tras llegar a un arreglo con sus captores, informó este sábado la Unión de Presas y Presos Políticos Nicaragüenses (UPPN), integrada por disidentes excarcelados de Nicaragua.

La opositora Ana Gabriela Nicaragua López, de 27 años, fue liberada el pasado jueves, tras cuatro días de secuestro por parte del Cártel de Juárez, que pedía cinco mil dólares por su rescate, y que fueron recaudados por nicaragüenses solidarios, según informó la UPPN.

Nicaragua López sufría en su país “múltiple acoso, vigilancia, asedio y violencia por parte de paramilitares y policía sandinista, todo eso la obligó a exiliarse junto a su pareja e hijo. Al no contar con el apoyo necesario y no tener los recursos, recurrió a la asistencia de un coyote en Honduras, quien la llevaría a Estados Unidos”, de acuerdo con el movimiento opositor.

Una fuente de la UPPN dijo a Efe que la opositora, quien fue arrestada en 2018 tras participar en protestas contra el presidente Daniel Ortega, decidió migrar de forma irregular por temor a ser detenida si el Gobierno se enteraba que planeaba salir del país.

La fuente confirmó que Nicaragua López no fue agredida físicamente por los secuestradores en México, y que ahora mismo “está fuera de peligro” junto con su pareja e hijo, aunque tiene “graves repercusiones psicológicas debido a los hechos traumáticos, torturas que le hicieron presenciar, y agresiones verbales”.

Las denuncias sobre secuestros de nicaragüenses que huyen de su país en el contexto de la crisis sociopolítica que afecta a Nicaragua desde 2018 son cada vez más frecuentes.

Desde octubre pasado al menos doce nicaragüenses han sido secuestrados por diferentes bandas del crimen organizado en México, según los familiares que han hecho públicas las denuncias.

En México la policía y diferentes instituciones son cómplices de estos secuestros y extorsiones, provocando la total indefensión de las personas migrantes y exiliadas políticas de diferentes países, especialmente los nicaragüenses, que por la crisis provocada por la dictadura Ortega Murillo, han tomado la difícil decisión de dejar su país”, señaló la UPPN.

Según datos del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), al menos 100.000 personas han huido de Nicaragua en el contexto de la crisis sociopolítica local.

Por su parte, la organización de exiliados “Nicaragüenses en el Mundo (NEEM)” estima que la cantidad se ha duplicado en 2021.

La UPPN recomendó a las personas que piensan salir de Nicaragua de forma irregular, que “soliciten asesoría” antes de tomar la decisión.

Con información de EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *