Jue. Dic 2nd, 2021

Esta vez fue en Fresnillo: hallazgos de cuerpos colgados estremecieron a habitantes de comunidades de este municipio, entre ellos familiares de las víctimas. Los cadáveres eran los de ocho hombres, de entre 15 y 77 años y de los que cinco habían sido privados ilegalmente de la libertad un día antes.

En menos de una semana, suman 17 las víctimas cuyos cuerpos son exhibidos de esta manera, después de que el pasado jueves fueran otros nueve hombres suspendidos del puente de la carretera federal 45, en Cuauhtémoc; en esa demarcación, también se reportaron personas desaparecidas horas antes del hallazgo.

Este martes, al filo de las 7 horas se desplegó un fuerte operativo de corporaciones de seguridad en Fresnillo. Autoridades localizaron a los primeros tres cadáveres en San José de Lourdes. El miedo, la tristeza, el llanto y la desesperación invadieron a decenas de pobladores, quienes presenciaron la escena de terror.

Los cuerpos, semidesnudos y con señales de tortura, estaban suspendidos con una soga atada al barandal del puente que se ubica en la salida a Montemariana; uno de ellos permanecía con un costal que le alcanzaba a cubrir una parte de las piernas.

Elementos de la Guardia Nacional (GN), la Policía Estatal Preventiva (PEP) y de la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE) intentaron retirar a los habitantes que acudieron al sitio, sin lograrlo. Ahí se encontraban familiares de los ejecutados que se entrevistaron con agentes de investigación e identificaron a los hombres.

La madre de una de las víctimas rompió en llanto apenas vio el cadáver de su hijo, mientras vecinos intentaban consolarla y uno de sus acompañantes la abrazaba con fuerza.

No lejos de ese lugar había otros tres cuerpos, también golpeados y semidesnudos, colgados de las ramas de un árbol, en el camino que conduce de San José de Lourdes a Montemariana, frente a donde las comunidades cercanas acumulan la basura.

En medio de estos cadáveres, amarrada del tronco estaba una desgastada figura de un Cristo crucificado. Mientras las autoridades revisaban el sitio, la carretera quedó cerrada en ambos sentidos, manteniendo a las personas que transitaban por ahí varadas durante más de una hora.

El tercer hallazgo ocurrió minutos después, en la carretera de San Ignacio a San Gabriel: eran dos cuerpos más suspendidos de una rama de un árbol, a pie del camino; según fuentes policiales, se trataba de un hombre de la tercera edad y su nieto, ambos habitantes de la primera comunidad y también identificados por sus familiares.

Más tarde, a las 16 horas, la fiscalía emitió un comunicado sobre estos hechos. Se informó que todas las víctimas eran originarias de Fresnillo; siete fueron reconocidas y sus cuerpos entregados a sus familias, en tanto que una permanece como no identificada.

La FGJE confirmó que desde la noche del lunes se tenía una denuncia por la privación ilegal de la libertad de cinco de los hombres; “estando por comenzar las diligencias de búsqueda, los cuerpos fueron localizados”, se precisó.

Por último, la fiscalía detalló que “los indicios levantados fueron también asegurados para su posterior estudio, a fin de que permitan establecer una línea de investigación que lleve a la identificación de los probables partícipes en estos hechos”.

Los hallazgos de los ocho hombres colgados en Fresnillo ocurrieron apenas un día después de que, en el informe nacional de seguridad, este municipio zacatecano destacara como el quinto a nivel nacional con más homicidios dolosos de agosto a octubre de 2021.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *