Lun. May 23rd, 2022

López Obrador dijo que no se rompen relaciones diplomáticas con España, luego de que la semana pasada propusiera una “pausa” en la relación

El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que su “pausa” planteada con España no es con su pueblo o Gobierno, sino con las empresas de dicho país, los contratos ventajosos y el influyentismo.

En la conferencia matutina llevada a cabo en Palacio Nacional, López Obrador volvió a dejar en claro que no se rompen relaciones diplomáticas con España, luego de que la semana pasada propusiera una “pausa” en las relaciones entre ambos países.

“Hemos dejado en claro que nosotros respetamos mucho al pueblo español, una cosa es el pueblo español, otra cosa el Gobierno y otra es la Monarquía. También otra cosa son las empresas españolas, y la única queja, el único cuestionamiento es que se abusó en otros tiempos de nuestro país y se le consideró tierra de conquista, por las empresas y por el influyentismo político que se llevaba a cabo arriba, en la cúpula de los poderes, tanto de España como de México, eso ya no se permite, y eso es lo que se ha decidido pero no sé rompe la relación”, dijo.

Sí, (la pausa es) las empresas españolas, los contratos y el influyentismo, porque si ustedes investigan, que sí investigan, van a encontrarse cosas completamente, para decirlo amablemente, usar un eufemismo, irregulares, el papel de las empresas, entonces eso no”, puntualizó.

López Obrador insistió en que no se deben entregar más “contratos leoninos”, y denunció una vez más que empresas como Repsol contraten a “políticos” para su administración.

El jefe del Ejecutivo federal mexicano dio estas declaraciones luego de que el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, dijera este lunes que España y México han sido en el pasado, y son en el presente, “dos pueblos hermanos”, por lo que desea que se aceleren las relaciones entre los dos países, en vez de pausarlas.

López Obrador abrió una crisis entre ambos países al usar la palabra “pausa”, aunque luego aclaró que no se trataba de una ruptura sino más bien de un ejercicio de análisis para “serenar la relación” y evitar el “saqueo” de México.

En reiteradas ocasiones López Obrador ha criticado la negativa de España de ofrecer disculpas a los pueblos indígenas de México por los abusos cometidos durante la conquista como él pidió para 2021, cuando se conmemoraron 500 años de la efeméride, rebautizada como “resistencia indígena”.

Pero el mandatario también ha acusado a las empresas españolas de aún ver a México como “tierra de conquista y saqueo”, en particular tras la reforma energética de 2013 que abrió el sector a los privados, pero sin que presentado demandas judiciales sobre esos supuestos casos de abusos.

Con información de López-Dóriga Digital y EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *