Mié. May 25th, 2022

En un mes estará abriendo al público este singular jardín con diversidad de especies de la flora de la región yoreme, en seis diferentes áreas de exhibición de los saberes originarios…

Los Mochis, Ahome, Sinaloa a 03 de Marzo del 2022.- Después de más de un año de trabajo de campo para recolectar especies botánicas de la región yoreme, y los usos que este pueblo originario les da, el Parque Sinaloa está listo para abrir al público el singular Jardín Etnobotánico “Juyya-Annia”.

La nueva área que será un museo etnobotánico vivo, está ubicada en la zona norte del Parque Sinaloa, junto al Jardín desértico por el lado de la EVA y la Biblioteca de la calle Obregón.

Gustavo Castañeda de Los Santos, biólogo y educador ambiental, responsable del Proyecto Juyya-Annia, explicó que este jardín es parte de la Red Nacional de Jardines Etnobotánicos que promueve CONACYT, y que habrá uno por cada estado del país.

Para fortuna de los ahomenses y mochitenses, el Jardín del Estado de Sinaloa está ubicado en el Parque Sinaloa, y para concretarlo se trabajó durante un año en comunidades como Ohuira, San Miguel Zapotitlán y Bacorehuis.

Además de la exhibición y explicación de las plantas, se proyecta realizar otras actividades complementarias como cursos y talleres de danzas y herbolaria indígena yoreme, entre otros.

El coordinador del proyecto dijo que las plantas ya están distribuidas en seis secciones de saberes, y que se está trabajando en el diseño de los contenidos didácticos para las escuelas, para otorgar recorridos guiados e interpretativos para las escuelas.

Esta nueva área de Etnobiología se suma a la del Mariposario, donde se reproduce la mariposa 4 espejos, que es el ícono del estado de Sinaloa, y que el pueblo yoreme usa sus capullos para la elaboración de tenabaris.

La distribución del nuevo jardín es a través de 6 áreas de saberes:

La enramada yoreme; que incluye las plantas que tienen valor para la elaboración de máscaras, sonajas y otros elementos de la fiesta, así como las plantas que tienen presencia en la elaboración de dicho lugar como el carrizo, palo blanco, palo santo y chilicote, entre otros.

El Saber de las plantas curativas; que son las que el pueblo yoreme utiliza para tratamientos de malestares, como la bachata, gobernadora y wereke, entre otras.

Huerto tradicional; con plantas que se cultivan para autoconsumo, con semillas criollas autóctonas, que se conservan en la región norte.

El Saber de las formas y los colores del monte; con plantas representativas del ecosistema desértico, como guayacán, entre otros.

El Saber de las plantas de aromas y sabores del monte; con plantas comestibles, como la pitahaya, que da la toponimia del Estado de Sinaloa, y otras más de gran importancia en cómo marcan la identidad de Sinaloa, con especies como guaiparín, tunas, pitahayas, arrayanes, entre otros.

El Saber de los secretos del desierto; con especies que resguardan algún elemento que esconde el monte seco.

En total suman más de 100 especies, aún está abierta la posibilidad de crecer la colección, para mostrar la riqueza y dar visibilidad al pueblo yoreme.

En este nuevo espacio la gente que venga, puede hacerlo sin problemas y recorrerlo: es área de no corredores, solo para contemplación y admiración del monte en todas sus expresiones.

El coordinador de Jardín, dijo que se convertirá en un centro educativo, que pretende cambiar los paradigmas de cómo recorremos y vemos el Parque Sinaloa, que además de esparcimiento y ejercitación, cuenta con jardines botánico, desértico, y ahora etnobotánico, que puede servir como recorrido terapéutico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *