Jue. Jul 7th, 2022

La disminución podría verse en los próximo veces, también, de vuelos de carga y chárters, anunció Rogelio Jiménez Pons, subsecretario de transporte.

Con un decreto, el Gobierno Federal buscará reducir hasta un 30 por ciento las operaciones por hora del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), pasando de 62 vuelos por hora a 48 – 50, así, las aerolíneas mandarían más rutas al Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles.

“Ahorita estamos haciendo un cálculo; hay que empezar con [vuelos] de carga, chárters, con los vuelos excesivos, nuevas aerolíneas, en fin, todo lo que está aparentemente de más, y luego empezamos con todas las aerolíneas”, dijo.

“Hay que ver cuánto puede ir destinándose a otro lados, particularmente al AIFA, porque ya está listo, pero también puede abrirse Toluca, que funcionaba muy bien, y otras alternativas”, agregó Jiménez Pons.

Según el subsecretario de la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT), se trabaja a la par con la Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC) y Servicios a la Navigación en el Espacio Aéreo Mexicano (Seneam).

Este decreto llega al Gobierno Federal dos meses después de que se emitiera una declaratoria de saturación de las terminas de pasajeros en el AICM, donde sentenciaron la saturación de la Terminal 1, entre 5:00 y 22:59 horas y la Terminal 2 de 6:00 a 19:59 horas.

Además, se le instruyó a que el Coordinador de Horarios de la AICM modifique las bases para la asignación de horrios de aterrizaje y despegue (slots) en aeropuertos en condiciones de saturación, menciona Expansión.

El AICM está saturado no de ahorita, ya tiene más de 20 años saturado […] Ya no es solamente el problema de los slots, sino que todos los aviones aumentaron de tamaño. Empezamos con aviones de 120 asientos y ahorita estamos con aviones de arriba de 200”, refirió el subsecretario.

Por otro lado, recordó que no se les está obligando a la aerolíneas a mover sus operaciones al AIFA; el proceso de traspaso será por medio de atractivos incentivos en combustibles y en cuotas aeropuertuarias, los cuáles tratará con Pemex Hacienda.

El objetivo primordial es que Santa Lucía tenga vuelos y pasajeros por medio de la demanda que se genere en comunidades alrededor del aerpuerto, o con el flujo de pasajeros que vendrán del AICM.

“Tenemos que consolidar primero el AIFA, el AIFA va a ser un aeropuerto atractivo para las líneas de bajo costo, tenemos que garantizar que haya la conectividad debida, faltan algunas obras, se tienen que ir dando las condiciones, nunca un aeropuerto inicia con todas. Paulatinamente la gente se tiene que ir acostumbrando a irse para allá”, aseguró Pons.

Con información de Expansión y El Financiero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *