Jue. Jul 7th, 2022

Obrador agradeció el compromiso de los empresarios del país para evitar una mayor “carestía” que afectaría al país, y aseguró que no se obligó a nadie a unirse a este plan

El gobierno de México lanzó el miércoles un plan contra la elevada inflación que aseguró descarta medidas coercitivas y controles de precios, pero sí acuerdos con productores, distribuidores y comerciantes para reducir costos y un aumento en la producción de granos como maíz, frijol y arroz.

En medio de una espiral inflacionaria agudizada por la invasión de Rusia a Ucrania, la inflación en el país se aceleró más de lo previsto en la primera quincena de abril a un 7.72% a tasa interanual, superando con creces el objetivo oficial de un 3%.

Durante la conferencia de prensa matutina en Palacio Nacional, se dieron a conocer los puntos centrales del plan, que contempla un control de los precios de los combustibles, el congelamiento en costos de transporte, y la exención de aranceles a la importación de productos básicos.

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que el plan busca garantizar que la canasta básica de alimentos tenga un precio justo, mientras que el secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O, detalló que las medidas tendrán una duración inicial de seis meses.

“Pensamos que vamos a impactar muy rápidamente la expectativa sobre el precio de la canasta básica”, sostuvo el funcionario federal, quien reconoció que estas acciones no buscan “resolver todo el problema, pero es resolver una parte muy importante”.

Explicó que se planteó una duración inicial del acuerdo de seis meses, “porque no sabemos cuánto va a durar la presión internacional de precios”, aunque aseguró que este periodo dará “todo el margen para mantener el contacto de trabajo con las empresas y también para atender casos de desabasto”.

Durante la conferencia dijo que, tan solo con la noticia de la caída del arancel cero, “ya cayó el precio del arroz en 3% según reporta una de las empresas que están aquí representadas”.

Ramírez de la O declaró que, con estas medidas, se espera que la economía del país mejore en el segundo y tercer trimestre del 2022, tras la magra expansión en los tres primeros meses del año. El presidente agradeció el compromiso de los empresarios del país para evitar una mayor “carestía” que afectaría al país, y aseguró que no se obligó a nadie a unirse a este plan.

El mandatario dijo que México cuenta con las condiciones para sobrellevar la inflación que azota a todos los países del mundo, ya que presenta niveles récord en la creación de empleos, aumentos en los salarios, e incrementos en las reservas del Banco de México.

“Quiero agradecer la colaboración de los productores, empresarios, comerciantes porque han aceptado participar de manera voluntaria y esto nos ayuda a todos”, dijo el mandatario.

La iniciativa busca aumentar unas 4.8 millones de toneladas en la producción de granos básicos, con medidas como reforzar el apoyo a programas gubernamentales, la entrega de fertilizantes para el campo y la eliminación de la cuota compensatoria para la importación de sulfato de amonio.

Además, se fortalecerá la estrategia de seguridad en las carreteras para evitar el robo de alimentos, se mantendrán las tarifas en los peajes de carreteras y en rutas de tren, y se suprimirá la contraprestación por interconexión entre una línea ferroviaria y otra.

“Todas estas medidas, en gran medida, son oferta, reducción de costos, no estamos incidiendo sobre programas de control de precios ni ninguna otra medida directa”, aclaró el funcionario, quien agregó que se creará una reserva estratégica de granos básicos y leche.

Durante la presentación del plan estuvieron presentes representantes de las principales agrupaciones de empresarios, productores del país y comerciantes, como de Grupo Walmart y Bimbo. La vicepresidenta de Asuntos Corporativos del mexicano Grupo Bimbo, Liliana Mejía, anunció que durante los próximos seis meses se mantendrá sin aumentó el precio del pan blanco grande a nivel nacional.

Francisco Cervantes, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), asumió el compromiso con el gobierno de México de parte del sector empresarial, para mitigar la inflación y el alza de precios que afecta a las familias mexicanas.

El presidente López Obrador destacó la importancia de la producción para el autoconsumo, por lo que hizo un llamado a los productores nacionales a que incrementen su producción de maíz, frijol y otros productos del campo básicos.

En este sentido, anunció que a su regreso de su gira por Cuba y Centroamérica se reunirá con productores del campo y distribuidores de alimentos para echar andar una campaña para producir para fomentar el autoconsumo.

Con información de Reuters

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *