Lun. May 23rd, 2022

El eje de la iniciativa presidencial en materia eléctrica es que los particulares conserven el 46 por ciento del mercado, sostuvo López Obrador

Ante la inminente discusión en la Cámara de Diputados de la reforma constitucional en materia eléctrica, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo a las empresas particulares – nacionales y extranjeras- que “no se preocupen” porque “nadie saldrá perjudicado”. Al mismo tiempo subrayó que la intención es eliminar los contratos de autoabasto porque son leoninos.

Explicó que el eje de la iniciativa es que los particulares conserven el 46 por ciento del mercado.

Igualmente les pidió que “entiendan” que los partidos a los que apoyan para proteger sus intereses perdieron en la elección de 2018.

Confió en que la iniciativa sea aprobada en los términos propuestos por su gobierno, incluido lo referente a los contratos de autoabasto, constantemente criticados frente a la prensa.

—¿Estos contratos tendrían que ser renegociados?, se le preguntó este viernes.

—Sí – respondió- . Y se puede llegar a acuerdos; a partir de la reforma se llega a acuerdos, nadie va a salir perjudicado, la gente se va a beneficiar.

—¿Se acabarían los contratos como están ahora?

—Sí, porque son leoninos, porque no puede ser que estas empresas, por influyentismo tengan subsidio; el subsidio mayor se le da a estas empresas, dinero de todos los mexicanos; además, va a ser interesante observar cómo van a votar los diputados porque el que fundó la Comisión Federal de Electricidad fue el presidente Lázaro Cárdenas, pero el que nacionalizó la industria eléctrica fue el Presidente Adolfo López Mateos ¿y saben por qué lo hizo?, porque en aquel entonces las empresas particulares sólo electrificaban las ciudades, no los pueblos porque no era negocio, como ocurre ahora con el internet.

En la conferencia de prensa matutina realizada en esta capital, se le preguntó su opinión sobre las declaraciones del embajador de Estados Unidos, Ken Salazar, quien ha manifestado su preocupación porque la reforma signifique afectación a las empresas de su país.

“Yo respeto mucho al embajador de Estados Unidos en México, respeto su opinión, pero nosotros tenemos una postura que vamos a defender y los legisladores son los que van a decidir”, señaló.

—¿Cuáles contratos serían modificados?

—Eso va a resolverse una vez que se apruebe. Mi propuesta es que se considere la iniciativa como la presentamos, que no haya modificaciones, sobre todo en lo fundamental.

Recordó que en esa iniciativa de reforma a la Constitución se incluye el tema del litio, considerado en el proyecto como un mineral estratégico que queda bajo el dominio de la nación.

Por tanto, añadió, en estos días se va a votar en la cámara de Diputados y luego pasará a la de Senadores.

Puntualizó que como se requiere una reforma constitucional se necesitan dos terceras partes de los votos, no es mayoría simple, entonces esto es interesante porque tiene que lograrse la votación a favor de la mayoría de los legisladores y ojalá que piensen en el pueblo, en la nación, no sólo en los intereses partidistas.

—¿Qué le diría a estas empresas extranjeras que quieren saber si se mantendrán estos contratos?

—Que no tienen por qué preocuparse; en la iniciativa se establece que se les garantiza el 46 por ciento del mercado y la Comisión Federal, que es una empresa pública, se encargaría de la generación del 54 por ciento. ¿Cuánto es el 46 por ciento?, es todo lo que consume Argentina; estaría destinado al sector privado, a los particulares, pero necesitamos tener la mayoría, que la Comisión Federal tenga más presencia.

“Ya no estamos hablando del 100 por ciento como era antes; estamos hablando del 54 por ciento, porque ahora la presencia de la Comisión Federal está limitada al 30 por ciento, y si no hay esa modificación legal, desaparece, la borra a la Comisión Federal, y eso sería muy grave para los intereses de los ciudadanos, del pueblo, de la nación, de los mexicanos.

Entonces – continuó- “¿qué les diría?, que entiendan que ya no son los tiempos de antes, que hubieron cambios, no quiso el pueblo que ganaran los otros partidos, con los que competimos en el 18, que eran los que ellos apoyaban; democráticamente el pueblo dijo ‘queremos esto’ y es lo que estamos haciendo”.

“Si hubiésemos dicho en campaña que no iban a haber cambios, pues entonces a lo mejor se llamarían a engaño; es que, imagínense, de las barbaridades que hicieron, de los actos de prepotencia de las empresas que se sentían los dueños de México, pensaban que México era tierra de conquista, lograron que la ley se estableciera, que la energía que se produce en las hidroeléctricas no es energía eléctrica, así como lo están escuchando, por lo que el despacho de la energía que se produce en las hidroeléctricas se queda hasta el final, no sube a la red de distribución nacional”.

Las razones de la reforma

Previamente, al inicio de su exposición, hizo un amplio recuento de las razones de la iniciativa enviada por el Ejecutivo que encabeza.

“Se está ya iniciando el debate, vamos a decir final, en la Cámara de Diputados para poner a consideración de los legisladores la reforma constitucional”.

Mencionó la necesidad de este cambio para fortalecer a la Comisión Federal de Electricidad porque anteriormente, durante el periodo neoliberal, se buscó debilitarla, destruirla.

“Todo esto para privatizar la industria eléctrica y darle el negocio de la venta de la energía eléctrica fundamentalmente a las empresas extranjeras.

El origen

Eso se inició desde el gobierno de Salinas de Gortari, antes de Salinas, sólo la Comisión Federal de Electricidad podía transmitir la energía eléctrica, distribuirla, ponerla al mercado. Con Salinas de Gortari, reformando una ley secundaria, ni siquiera la Constitución, empezaron a otorgar permisos para la generación de energía eléctrica a empresas extranjeras.

Esto fue creciendo – añadió- porque era el tiempo de las privatizaciones, hasta la última reforma energética donde prácticamente le entregaron todo el mercado a las empresas particulares y se redujo la presencia de la Comisión Federal de Electricidad; se llegó al extremo de que una de estas empresas, Iberdrola y las empresas españolas de electricidad, contrataron a funcionarios públicos.

El ex presidente Calderón terminó de consejero de una empresa eléctrica española. Una vez que terminó como Presidente, lo contrataron y dominaban toda la industria eléctrica.

Todo esto en contra del interés público porque aumentaban y aumentaban el precio de la luz; se beneficiaban unos cuantos pero se perjudicaba a la mayoría de la gente, subrayó.

“Ya hemos hablado de cómo los Oxxos se convirtieron de repente en socios de estas empresas (y) recibían subsidios al grado de que paga menos un Oxxo que lo que puede pagar un domicilio, un hogar, una familia de clase media en el país”.

Entonces, indicó, esta reforma es para eliminar todos estos privilegios y, en estos días, se va a saber si los legisladores representan al pueblo, son auténticos representantes populares o son simples representantes de las empresas y de los grupos de intereses creados.

Reiteró en este punto que los diputados no tendrá “ni para a dónde hacerse, y ojalá se difunda bien sobre las posturas, quienes están a favor de que se fortalezca la Comisión Federal de Electricidad y quiénes están a favor de las empresas extranjeras y, al final, si se está o no a favor del pueblo porque si no se aprueba la reforma pues van a ser las empresas las que van a fijar los precios y nos va a pasar lo que está sucediendo en España, no estoy inventando nada, como allá dominan esas empresas, la gente pues ya no aguanta porque no tienen para pagar la luz, porque todo es negocio, todo es lucro.

“Nosotros no aumentamos el precio de la luz para no afectar la economía popular y estamos destinando subsidio a eso, pero una empresa particular lo que busca es la ganancia.

¿Ustedes creen que una empresa particular de energía eléctrica le va a interesar si el recibo llega en un bimestre al doble o al triple?, como está sucediendo en España y como estas empresas dominan los medios de información pues esto ni siquiera se sabe. No se dan a conocer las protestas, es para que en España, con todo respeto, hubieran manifestaciones de protesta .

Ahora hay por lo de la gasolina, porque también están hasta las nubes y, lo mismo, por el control de las empresas privadas.

“Que nadie se extrañe, esta postura nuestra la hemos sostenido por años, siempre hemos estado en contra de las privatizaciones y no engañamos en la campaña, planteamos que íbamos a atender este asunto y la gente votó por eso para que se terminaran los abusos y el saqueo y se defendieran los intereses de los ciudadanos”.

Con información de La Jornada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *