Lun. Ago 15th, 2022

Los Mochis, Sinaloa.- A fin de comprobar legítima propiedad del predio denominado «Las Liebres», ubicado en el lugar conocido como las Bolsas de Tosalibampo, Gervacio Osuna Contreras se hizo acompañar de la fuerza pública, peritos y agentes de investigaciones de la Vicefiscalía de Justicia de la zona norte.

La comitiva, encabezada por Osuna Contreras, arribo hasta el predio «Don Ranulfo», con una superficie de 645 hectáreas, del cual, documento en mano, dijo ser el legitimo propietario, mismo que adquirió en el año de 1984, y lo registro en patentes de minería el 8 de Agosto del 2007.

Basados en plano satelital original del predio en mención se realizó inspección visual y levantamiento de pruebas periciales que sirvan a solucionar añejo conflicto y que a decir del citado ingeniero Osuna le mantienen invadido un grupo de personas que apoyadas por diferentes autoridades federales y estatales
«La propiedad la adquirí legalmente el año de 1984, tiempo que desde entonces con documentacion legal la he venido explotando… sin embargo desde el 23 de Agosto del 2014, un grupo de personas con apoyo de diversas autoridades federales y estatales mantienen maquinaria explotando indebidamente mi propiedad e impidiendome el acceso»…manifestó el conocido profesionista y empresario mochitense.

La propiedad requerida en legítima posesión y a decir del propio interesado Osuna Contreras, posee enorme riqueza en materia prima de minerales para yeso agrícola, por ejemplo que colocada en el mercado del ramo, aportaría enormes beneficios a la agricultura regional y nacional, de ahí la disputa por los yacimientos.

Debido a su riqueza natural, en minerales utilizables para la agricultura, desató la envidia y ambición de terceras personas las cuales le invadieron su propiedad, en el año 2014, y de esa fecha a la actual, explotan los yacimientos minerales de manera ilegal, y bajo la protección de autoridades estatales y federales, a quienes identificó como Héctor «A», Enrique «M», y Leonides «M», denunció, Gervacio Osuna.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *